¿Cómo crear un buen nombre de marca? Consejos para crear tu naming

Uno de los momentos más ridículos en los que se puede encontrar un emprendedor o una emprendedora es en ese momento en el que se pregunta «¿Cómo crear un buen nombre de marca

Lo que quizás no sepas, si este es tu caso, es que lo que quieres determinar es el naming de tu marca. Que es lo mismo, pero dicho de manera más pro.

Te recomendamos que veas qué es el naming antes de seguir este artículo y luego vuelvas para ponerte manos a la obra. También puedes ver el vídeo en nuestro canal de Youtube y aprovechar para suscribirte 🙂

Si ya lo has visto, o ya sabes de qué se trata vamos a descubrir el proceso de creación del naming de marca o como crear un buen nombre de marca.

Importancia del naming de la marca

Este elemento de la identidad verbal, que a su vez forma parte de la identidad de la marca, es sumamente importante. No debemos olvidar que será el elemento principal de mención de cualquier marca junto a su logotipo.

La firma de la marca es el nombre.

No cagarla en este punto es clave y acertar con un buen nombre de marca lo cambia absolutamente todo.

Puede que se consiga que toda la comunidad, público objetivo, consiga usar este nombre en su día a día o incluso como sustituto del producto o servicio que ofrece la marca.

Un ejemplo de esto es la marca de pañuelos Kleenex, que aquí en España ha recogido tanta fuerza que cuando pides un pañuelo ya no lo pides así, sino que pides un clinex. Tal cual.

la importancia del naming, como crear un buen nombre de marca kleenex logo

¿Cómo te quedas? ¿Te imaginas tu marca logrando esos resultados?


¿Qué características debe tener un buen nombre de marca?

Antes de explicar el proceso para crear un buen nombre de marca creemos que es importante que sepas cuales son las 8 características que debe tener un naming para lograr el naming ideal.

  1. Coherente y significativo. El naming debería tener alguna relación con la historia de la marca, su propósito, sus valores, su público objetivo… debería conectar con la marca de manera coherente.
  2. Buena sonoridad, eufonía y en coherencia con lo que debería transmitir. Su pronunciación debe acompañar lo que la marca quiere transmitir de alguna manera o por lo menos no contradecirla.
  3. Memorable, fácil de recordar. Esto es un clásico que no se debe pasar por alto. Si cuesta pronunciarse o escribirse son motivos para que no sea tan memorable. Si es largo también será más difícil de recordar.
  4. Debe favorecer su diseño o usabilidad gráfica. Debemos crear un buen nombre de marca que se pueda plasmar visualmente de manera práctica. Pueden existir motivos diferentes para que esto no se cumpla, pero uno fácil es la extensión del nombre, que cuanto más largo peor.
  5. Original. Oseasé, que no exista y se pueda registrar como nombre de marca.
  6. Su significado en otros idiomas importantes para la marca es también una característica que debe tenerse en cuenta para no impedir su expansión incoherente.
  7. Fácil de escribir. Esto tiene que ver con el punto 3 y también con el punto 4.
  8. Que su dominio sea libre y adquirible. Vivimos en un mundo digital, el naming, tal cual, debe ser en sí mismo un dominio .com

¿Podríamos añadir más? Probablemente.

Pero estas son valiosas y las más importantes.

Ahora, teniendo siempre estas características presentes, vamos con la parte práctica de verdad.

¿Cómo hacer un buen naming de marca?

Paciencia. Eso lo primero.

Estamos hablando de un proceso que también incluye una parte creativa así que no es cosa de 1 día ni de 2.

Si ya has visto cómo creamos en Agarimo Estudio identidades de marca sabrás que es un proceso arduo y largo con una consciencia plena en un montón de información.

En este caso no es menos. Digamos que el naming es la punta del iceberg y eso conlleva una gran responsabilidad.

Hecha esta aclaración vamos a revelarte el proceso para crear un buen nombre de marca.

¿Cómo es el proceso de naming?

Dividimos este proceso en 3 partes muy claras con tips para crear un buen nombre de marca. ¿Te vienes?

Briefing

Primero hay que revisar el briefing donde se ha recogido toda la información sobre la empresa. Necesitamos conocer el propósito, los valores añadidos, la personalidad de la marca, sus objetivos a corto, medio y largo plazo, su filosofía de marca y, por supuesto, su historia.

En este punto debemos empaparnos de todo lo que es la empresa y su modelo de negocio.

Aquí, con toda la información, crearemos un documento con muchas palabras escritas, apuntes y anotaciones.

Esto será el principio de la siguiente etapa.

Etapa creativa

Con la cantidad de información que ya tienes ya puedes empezar un brainstorming de ideas. Hay muchas otras técnicas para generar ideas creativas, pero el brainstorming es una muy buena para crear un buen nombre de marca.

Otra técnica creativa muy buena en este caso es SCAMPER que se trata de, a través de preguntas, llevar a cabo Sustituciones, Combinaciones, Adaptaciones, Modificaciones, Permutaciones, Eliminaciones y Reorganizaciones.

En esta etapa ya construimos posibles nombres de marca pero estamos en continuo proceso creativo.

Este proceso podría durar varios días e incluso semanas.

En la parte final deberíamos realizar un filtrado fuerte de descarte de ideas que no nos gusten y no funcionen. La siguiente etapa ayudará a esto también.

Etapa técnica y política

Aquí tendremos en cuenta todas las características que ya te compartimos para descartar todas las ideas que hemos creado.

Además llevaremos a cabo una investigación de mercado para identificar todos aquellos namings del mismo sector de la marca que ya se están usando.

Todo lo que hayamos ideado que se parezca a lo que ya existe, demasiado, se descarta.

Una vez repasada la lista de características que debe cumplir y los objetivos que debe cumplir el naming (hacer a la marca identificable y ayudar a diferenciarse) no queda más que elegir el nombre de la marca.

Probablemente se tratará de aquel naming que mejor cumpla las características mencionadas.

En la actualidad encontrar un naming adecuado, justificado y que funcione pero que además no esté ya cogido, es tremendamente difícil. Aunque lo cierto es que siempre quedan mil posibilidades para encontrarlo. Por ello es importante armarse de paciencia y confiar en el proceso creativo tanto como en el técnico para seguir dándole vueltas hasta encontrar la propuesta ideal.

¿Quién se encarga de idear y definir el naming de una marca?

Este apartado no podía faltar.

Lo cierto es que para trabajar cualquier parte de una identidad de marca hay que tener conocimientos cruzados de diferentes disciplinas: marketing, diseño, branding

Entonces, ¿Quién podría crear un buen naming?

Una profesional del ámbito del branding con especialización en identidad verbal y copywriting será la ideal.

Estar al día de los namings existentes, tener conocimientos de escritura persuasiva y conocer cómo funciona de manera integral una identidad de marca es importante para realizar un buen trabajo y tener toda la información que hemos compartido, presente.

Pero bueno, siempre hay personas talentosas, que pese a estar formadas únicamente en copywriting o únicamente en diseño gráfico, logran encontrar un buen nombre de marca.

Lo cierto es que es un servicio que también se ofrece de manera independiente. Hay empresas especializadas únicamente en ofrecer servicios para crear nombre de marca. Lo cierto es que nos parece desbordante la especialización porque en realidad es parte de toda la identidad de la marca y en Agarimo Estudio trabajar por partes, osea, elementos de la identidad de marca por separado, nos parece inconsistente.

Por lo que al final, la red colaborativa entre profesionales del sector branding, para lograr un resultado cohesionado, firme y adecuado, osea, de excelencia, es lo que nosotras apoyamos.

Ejemplos de namings poderosos

Ya hemos mencionado uno que ha logrado desbancar en España a la palabra que define el producto en sí mismo, que vende la marca, que es Kleenex, con sus pañuelos.

Otro ejemplo es Desigual, ya que usando una palabra común se designó dentro de un gran mercado como es el de la moda.

El AVE en España, funciona genial y con las siglas de Alta Velocidad Española consigue que además tenga otro significado de animal que vuela. En este caso no es un avión, pero es rápido. Juega con la competencia de otro ámbito de su mismo sector: compite con los aviones.

AVE es una marca comercial utilizada por la compañía ferroviaria Renfe desde 1992.

Pese a que nosotras le daríamos una buena vuelta en cuanto a la parte de identidad visual, el naming funciona divinamente.

¿Qué te han parecido estos ejemplos?

Ejemplos de malos namings

  • Mitsubishituvo un modelo de coche con el naming «Pajero»
  • Nissan tuvo un modelo de coche con el naming de «Moco»

Pero no todo son coches…

  • El banco Nova caixa galicia generó un naming acrónimo «Nocaga» que durante un tiempo (mientras no enmendaron el problemilla) dio mucho de sí.
  • La marca hp con su webOS

Si quieres ver más namings en acción, tipo meme, te recomendamos visitar Master of naming.

Como puedes percibir, solo uno de los elementos de la identidad de marca de una empresa ya conlleva un gran trabajo y desarrollo, tanto técnico como creativo. Nosotras lo sabemos porque lo vivimos en carnes, por tanto, si sientes que necesitas ayuda ¡Cuenta con nosotras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio