Valor añadido

« Back to Glossary Index

Este término –y de la manera en la que yo lo trabajamos en Agarimo Estudio – se refiere a ese valor agregado pero en la parte más intangible y menos materialista. Son todo eso que la marca es y que hace que una persona conecte más con ella que con cualquier otra marca. Aquello por lo que la valorarán mejor, será más cualificada y más elegible para un colectivo y también el motivo por el que otros la valorarán menos.

Los valores añadidos son peculiaridades de la personalidad, la identidad, el comportamiento que hacen posible percibir la marca como auténtica y única.

Mejor o peor ya es algo subjetivo a lo que valoren diferentes grupos sociales.

Conociendo los diferentes valores que se trabajan en un negocio, en términos de diferenciación podríamos usar el valor diferencial y los valores añadidos. Pero la opción más consistente, coherente y veraz a largo plazo será usar los valores añadidos.

Entonces, los valores per se ¿de qué me sirven en una marca?

  • Ayudan a tomar decisiones ágiles, acertadas y coherentes con la marca
  • Conectar con tu audiencia, público objetivo y, si son compartidos, con tu equipo de trabajo
  • Para construir equipo y decidir quién formará parte de este
  • Diferenciarse en el mercado
  • Ser reconocible y memorable por cualidades propias
  • Dota de carácter y personalidad a una marca
  • Potencia y favorece el posicionamiento

Sin embargo los valores no servirán de nada si no se materializan en la marca y en la comunicación.

Por eso deben materializarse a través del Branding, la identidad de marca, la cultura de marca, la activación y el contexto y entorno que genere, siendo coherente.

Para encontrar y definir valores añadidos hay que sumergirse profundamente en la empresa y su modelo de negocio así como en las personas que lo han fundado y nos basamos en el método de trabajo, de producción, en las creencias, principios, valores… y sobre todo la personalidad y arquetipos de la marca.

Cuando hablamos de marca personal los valores añadidos se vuelven un imprescindible obvio con el que no podemos existir de manera relevante.

Definir los valores añadidos es algo necesario a nivel interno para el negocio, más allá de un mensaje que compartir. Se trata de los motivos por los que la marca es única, destacar su singularidad y tenerla presente para intentar comunicarla en todos los puntos de contacto que sea posible.

Si necesitas trabajar la diferenciación de tu marca escríbenos.

« Volver al Diccionario de Branding
Scroll al inicio